martes, septiembre 22, 2009

En el taller de bicicletas...



Cuando caminas entre los arbustos, pisando margaritas, parece un hombre. El taller de bicicletas donde vive es de Don Beto, que se mece en ritmos poliomelíticos de pobre sin medicamentos ni seguro social. El vigilante, de membrillos y cámaras de llanta, siempre te recibe sin manos, resguardando su bote con aguardiente; porque "hay que ser parejos",  dijo Don Beto abriendo su sonrisa quebrada y aceitosa. 

3 comentarios:

Van dijo...

Con lentes de sol y todo.

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué pena que en la ciudad ya no haya tantos talleres así, tan democráticos.

Pájaro Vuelto Azul dijo...

Van: y hubieras visto sus botas caterpillar, pero esas no las fotografié.

Ministry: o casas :S