martes, abril 29, 2008


Yo no hablo desde dentro, abro la boca y el corazón de los dientes para afuera. Lo más cercano a una confesión interna es el sonido de mi estómago cuando tengo hambre.

12 comentarios:

SiGen dijo...

:O

Eso parece un Pacman con lengua

pacman con lengua... dijo...

es un pacman con lengua...

Janè dijo...

era.

Pacman con lengua dijo...

(r i s a s)

Janè dijo...

si sigues riendo entre paréntesis vas a terminar siendo un patético ruidito ambiental. dejá de hacer eso y ríe JA JA JA JA

Anónimo dijo...

el mefisto no se rie por pendejo, es lo que pasa, le faltan huevos pa todo, hasta pa reirse al pobre!

mephisto dijo...

(risitas,peqeñas,cobardes,sin huevos,pobres y pendejas)

SUBTERRA dijo...

ah canijo, el mefisto es el urbano no? yo ya te hacia muerto

Urbano dijo...

Vivo aun Luis, gracias por preocuparte :)

SUBTERRA dijo...

preocuparme? pprrr pprr

Urbano dijo...

pprrr pprr?

rural dijo...

¡ola! ¿alguien aquí podría, en caridad, tener el decoro de acordarse de mí?