sábado, marzo 22, 2008

El payaso Toutè

foto de nounours

El payaso Toutè esta triste y no puede dormir. El broche de la cajita donde se guarda se descompuso y ahora siempre anda de pie. Bueno, no de pie, porque Toutè no tiene pies: es su cuerpo un laaa aaa aargo resorte que ahora se mantiene erguido.

¡Pobre Toutè! ¡Ya no sabe qué hacer! Se agacha y aprieta los puños y los dientes, contiene el aire y 1- 2- 3 ¡se impulsa hacia abajo! Pero el resorte se hace de un lado y del otro y vuelve a subir.

-Cómo extraño esa salida rápida, intempestiva. Escuchar que la vieja manija gira y a diez segundos de la música ¡salir volando directo a la cara de un extraño”.

Y vuelve Toutè, intenta y se agacha y no puede. No siente el aire que le corta los ojos cuando es disparado de su cajita sorpresa.

Toutè, en la esquina Toutè, con la sonrisa ya pintada de polvo y unos ojos de sueño que quieren volver a saltar alto.

2 comentarios:

Adn dijo...

Que triste cuando alguien/algo pierde/o-nunca-encontró su escencia. Ese algo que lo define.

Iba a decir "Pobre Touté" con tono lastimero, pero me entretuve pensando que su misma situación le pasa a alguien en esta habitación, y no es Nacho.

"Pero el resorte se hace de un lado y del otro y vuelve a subir."

Esto me mató u.u

Pollico sin Colita dijo...

Ese Touté debería ocupar su tiempo en otras cosas, la verdad... Como en aprender a hacer sombras con las manos y así

Ash...


jajajaja :P

saludines